26 de junio de 2013

postheadericon [Reseña] Battle Royale de Koushun Takami

Titulo original: バトル・ロワイアル (Batoru Rowaiaru)
Género: Distopía, Ficción especulativa, Ucronía
Páginas: 683p
Autor: Koushun Takami
Fecha publicación: 1999 (2013)
Editorial: Booket
Precio: 12'95€

Sinopsis:
«42 estudiantes. Solo 1 puede sobrevivir»
En la República del Gran Oriente Asiático está prohibido el rock, esa música decadente. Los jóvenes crecen en un estado totalitario y controlador que promueve la competitividad. Como medida de control de rebeliones, la administración pone en marcha el Programa; cada año, 50 clases de distintos institutos son elegidas para luchar a muerte en la BATTLE ROYALE.
Los alumnos elegidos son aislados en una isla. Las normas del juego son estrictas: no pueden escapar, no pueden contactar con el exterior y solo puede quedar uno.











    ✮ Opinión
Todo está permitido para sobrevivir.
Empieza el juego.
Empieza BATTLE ROYALE.
Los 42 estudiantes de Shiroiwa se encuentran en el autobús que los llevará hacia una salida cultural, una excursión que a muchos les hacía ilusión.
Shuya, uno de nuestros protagonistas, se encuentra inmerso en pensamientos banales, como lo extraño y frío que le parece Kazuo, el cabecilla de los Delincuentes, la enigmática aura que desprende Shogo, el nuevo alumno de la clase B, con sus extrañas cicatrices y su aspecto hostil, lo nervioso que se pone su mejor amigo Yoshitoki cuando Noriko le entrega a Shuya un tupper con galletas caseras...

Todo parece ir bien, todos los alumnos están charlando, riendo... no saben que están a punto de emprender un viaje sin retorno.

Es así como nos adentramos en la Battle Royale, un juego más en un despótico gobierno totalitario que finge ser liberal.
Durante toda la trama vamos descubriendo poco a poco lo que oculta este Programa de lucha, que en un principio tratan de venderlo como un estudio militar para mejorar las tácticas de sus ejércitos frente a un posible ataque.
Pero si sus vidas sirvieran para proteger la independencia de nuestro pueblo, ¿no tenemos derecho a exigir que su carne y su sangre se derrame y se mezcle con nuestra hermosa tierra, que heredamos de nuestros dioses, para que vivan por la eternidad?
En esta novela nos encontramos con unos personajes a simple vista planos, casi como si todos tuviesen una misma personalidad, creando un personaje único formado por 42 nombres; pero a lo largo de la novela los vemos desarrollar una personalidad individual, algo que sin duda me sorprendió ya que, aunque la novela está enfocada en tres personajes concretos, podemos ver que todos y cada uno de los estudiantes tienen su momento y su desarrollo.
Ésto es sin duda uno de los detalles más destacables, ya que no nos encontramos con un puñado de maniquíes haciendo de extra en una novela distópica, sino con 42 estudiantes que desarrollan su propia personalidad a lo largo de la novela y cobran vida página tras página.

Algo que puede chocar un poco, son las relaciones y los amoríos entre protagonistas. Es algo típico en un instituto, ¿no? Tienes 15 años y te gusta Fulanito o Menganito, y éste puede que le guste Paquita... pues es algo que queda perfectamente representado en esta novela, aún en las circunstancias en las que se ven inmersos los personajes, éstos sufren el efecto de ese sentimiento multiplicado por mil y muchos se ven arrastrados por él, arriesgando su vida por encontrar a la chica o al chico del que están "colgados".

Este es un punto que humaniza a los personajes, al tiempo que les otorga un realismo creíble: por mucho que empuñen armas, siguen siendo esperanzados adolescentes.
No te preocupes porque las cosas parezcan imposibles. Haz todo lo que puedas aunque tus posibilidades de éxito sean solo de un uno por ciento.
Pero, ahora que ya conocemos a los personajes, hablemos del Programa:
Cada alumno sale por orden numérico, intercalando chicos con chicas, en un intervalo de cinco minutos. A cada alumno, antes de salir al campo de batalla (una isla desalojada), se les otorga una mochila, a parte de la suya propia, en ella se encontrarán víveres y un arma; lo gracioso de todo esto es que a cada cual le toca un arma diferente que va desde una pistola, a un bate o una sartén.
Bien, este tipo de salida individual, lo hacen para evitar que se unan entre ellos, aunque no esté prohibido, es a partir de ese momento en el que el gobierno comienza a inculcar la individualidad y la desconfianza entre ellos.
Ese es el objetivo del Programa. Plantar la semilla de la desconfianza, promulgar la individualidad para que la unión, que es lo que dañaría al totalitarismo en el que se encuentra sumido este país, se convierta en un objetivo imposible.
Eso aniquila cualquier esperanza de unión entre la gente para dar un golpe de Estado contra el Gobierno. Y así la República del Gran Oriente Asiático y sus ideales vivirán para la eternidad.
La supervivencia a costa de las vidas de los compañeros que siempre han estado contigo, de tus amigos. Todo por la República del Gran Oriente Asiático.

A lo largo de la novela, vamos a presenciar de todo: desde pequeñas meteduras de pata con su consiguiente muerte, hasta peleas realmente sangrientas. Acción y desarrollo de personajes cuyas apariencias podrían habernos engañado al principio. Nada es lo que parece y en una guerra... todo vale.

Uno de los enfrentamientos que más me gustaron, fue el protagonizado por Chigusa, es sangriento, irónico e intenso.
Y de los personajes que salpican (en ocasiones literalmente) la isla, destacaría a Mitsuko, Shogo y Shinji, junto a Chigusa, son mis personajes favoritos. Mitsuko me pareció la mejor estratega de todas, uno de los personajes que supo usar sus encantos para conseguir eliminar a sus contrincantes; Shogo es el personaje que me enamoró desde el inicio, enigmático, irónico y muy inteligente; y Shinji es fuerte, inteligente y leal, uno de los personajes que más lejos llega a la hora de combatir contra el Programa.
No me estoy amparando en ese cliché barato que dice que todo el mundo tiene algo que ofrecer: estoy diciendo que hay un montón de cosas que admiro de ti.
Creo que es una de las distopías juvenil-adulta más realistas de las que he leído. Nada de ultra-tecnología, ni sociedades con costumbres extrañas. Es simplemente un país totalitario con una excentricidad: Battle Royale y, creedme, es una de las novelas contemporáneas más desmoralizadoras y, a un tiempo, revolucionarias que he leído. Aunque a simple vista pueda parecer una novela vacía, muerte por muerte, no es difícil comprender el mensaje que nos está brindando Takami: la unión hace la fuerza.


✮ Nota ✮ ~

A veces es necesario mentir para que el mundo siga girando.

No le doy la máxima puntuación porque el final me dejó con ganas de más y me frustró saber que no hay más (sólo el manga). Creo que esta historia podría haber dado para una bilogía o trilogía.

Gracias por leerme~

2 comentarios:

  1. Lo estoy leyendo!!! Me está encantado, es muy bueno!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí encantó. Ya contarás qué te ha parecido♥

      Eliminar

Con la tecnología de Blogger.

Bloggers Literatos

Lectores constantes

Sorteos

【empty】

Desafíos

18 / 31 libros adaptados
22 / 51 películas

17 / 33 libros pendientes

Follow me... if you can~♥